Fueron anunciados los protocolos y las medidas tomadas por el Ministerio de Turismo para la reapertura de la actividad turística en hoteles y gastronomía.

Pasados varios meses del comienzo de la pandemia, se tomó la decisión de reactivar el turismo interno. Luego de una serie de reuniones con representantes del turismo de nuestro país, incluida la Cámara Uruguaya de Turismo, se llegó a la conclusión de que el turismo no puede seguir inactivo en espera a la desaparición del COVID-19, sino que tiene que reactivarse, en una primera instancia de forma interna, siguiendo una serie de protocolos que otorguen seguridad y cuidado a los clientes.

El desarrollo de protocolos y medidas de seguridad en el sector, tanto en hotelería como traslado y gastronomía, entre otras áreas, se viene trabajando desde hace un tiempo. Cada establecimiento desarrolló su propio protocolo basándose en las decisiones tomadas por parte del Ministerio de Turismo.

Áreas comunes e instalaciones.
Gran parte de las medidas tomadas están relacionadas a la limpieza y desinfección. La mayoría de los hoteles incluyen en sus protocolos la limpieza y ventilación continua en áreas comunes, como la recepción, sala de reuniones, restaurantes, bares, tiendas, etc. En estos espacios se requerirá el uso de tapabocas por parte de los huéspedes y del personal, así como también se exigirá el uso de alfombras sanitarias para desinfectar calzados. Se contará con dispensadores de alcohol en gel en varios sectores del hotel y se instará a que los huéspedes no estén en contacto con las superficies, reduciendo la cantidad de asientos y elementos de uso común, entre otras medidas, como dejar las puertas abiertas para evitar el contacto con picaportes.

La mayor parte de los espacios, más que nada los reducidos como ascensores y salas de reuniones, tendrán un aforo determinado dependiendo de su capacidad, con el fin de evitar las aglomeraciones en espacios cerrados. Además, para el uso de algunos servicios se requerirá reserva y se darán turnos. Las áreas comunes fueron adaptadas para que se respete la distancia entre las personas mediante la separación  de muebles y con el uso de indicaciones de circulación señalizada en el piso. En los espacios comunes al aire libre se deberá respetar el distanciamiento social de 2 metros. Además,  el Ministerio exige la limpieza constante de baños de uso público y vestuarios.

Las piscinas de los hoteles estarán en funcionamiento siguiendo una serie de medidas que aseguran la seguridad de los huéspedes. Para el caso de piscinas cerradas, se contará con ventilación permanente y la loza perimetral de las piscinas será higienizada con frecuencia. En el uso de la piscina se deberá mantener una distancia mínima de 5 metros entre los huéspedes. En algunos de los hoteles los gimnasios permanecerán cerrados, pero en otros, como en el Nirvana de Colonia, se permitirá su uso mediante reservas dando turnos a los huéspedes y desinfectando el lugar entre un turno y otro.

Limpieza de las habitaciones
Las habitaciones serán desinfectadas previo al ingreso de nuevos huéspedes, con mayor atención en áreas de mucho contacto como puertas, interruptores, inodoros, grifos, etc. En algunos hoteles se removerán de las habitaciones los elementos que no sean de uso esencial como libretas, bolígrafos, flores y otros elementos decorativos. En el caso de que los huéspedes quieran solicitar amenidades a la habitación, se evitará el contacto en las entregas.

Recepción y Check in
Todos los hoteles tomaron medidas muy específicas para el momento de hacer el Check in con el fin de evitar el contacto e intercambio de papeles y bolígrafos, y para que puedan hacerse a distancia. Una vez que el huésped ingrese al hotel, se le tomará la temperatura y se le pedirá que use tapabocas. En las recepciones se instalaron mamparas para disminuir el contacto entre huéspedes y personal. Para el registro, la mayoría de los hoteles optaron por solicitar a los clientes que realicen el Check in online previo al ingreso. En el caso de no poder realizarlo, cada hotel cuenta con distintos dispositivos electrónicos que permiten el registro, como aplicaciones que pueden descargarse en los celulares de cada huésped, tablets disponibles en recepción o quioscos de autoservicio con pantallas táctiles. De esta forma se evitan papeles y se sustituyen por superficies de fácil desinfección como son las pantallas. Con respecto al pago, se incitará a que los clientes realicen transferencias o hagan pagos con tarjeta. En el caso de manejar dinero, el personal dedicado a esto utilizará guantes y se tomarán medidas de desinfección.

Al momento de hacer el Check in, el huésped tendrá que declarar, por medio de distintas formas dependiendo de cada hotel, si tuvo o tiene COVID 19, si presenta alguno de los síntomas o si estuvo en otros países o en contacto con alguien que haya dado positivo en el test. 

Desayuno, restaurantes y bares
Los restaurantes y bares permanecerán abiertos funcionando de distintas formas según las medidas que haya tomado cada hotel. En todos los casos se respetará la distancia mayor a 2 metros entre mesas y se controlará la entrada por medio de reserva, evitando que gran cantidad de personas se concentren al mismo tiempo. La modalidad de bufete en los desayunos no estará disponible en ningún hotel. Algunos hoteles como el Sheraton y el Dazzler de Colonia, apuntan a una modalidad Grab and go, utilizando estaciones de comida de autoservicio donde los huéspedes puedan ver qué opciones hay y elegir alimentos que serán cuidadosamente empaquetados por el personal y entregados de forma individual.

En los restaurantes y bares a la carta se utilizarán menús desechables o se invitará a los huéspedes a que vean el menú en sus celulares por medio de la aplicación, sitio web o mail.

En el caso de hotel Nirvana, se utilizarán cartas plastificadas además de la versión digital y se estimulará a que los clientes ordenen la comida previo al ingreso al restorán, para que la espera sea más corta. Las mesas, tendrán un vidrio encima que será desinfectado antes de que los clientes se sienten y no tendrán mantel ni estarán tendidas.

Manejo de huéspedes sospechosos o confirmados de tener COVID-19
Los hoteles tendrán especial atención en conocer la situación de cada uno de sus huéspedes con respecto al virus. En caso que presenten algún indicio de estar cursando la enfermedad, se solicita que no concurran a los hoteles.

Previo al Check in, se les tomará la fiebre a los huéspedes y se les preguntará si tuvieron algún síntoma o estuvieron en contacto con algún caso confirmado. De esta forma se determinará si es seguro que se hospeden o no. En el caso de que un huésped presente algún síntoma durante la estadía, se llamará a un médico que establezca un diagnóstico y se le pedirá que retorne a su casa. Mientras siga en el hotel, se le solicitará que permanezcan en la habitación, a la que no entrará ningún funcionario del establecimiento. En el caso de que el huésped dé positivo en el test, luego de que se retire del hotel, su habitación permanecerá cerrada por al menos 24 horas y luego será desinfectada. Muchos hoteles cuentan con tarifas que incluyen el reembolso o el cambio de fecha de la estadía en caso de que sea necesario que el huésped se retire.

Una vez que el hotel tenga conocimiento de que alguno de sus huéspedes dio positivo en el test del COVID-19, se notificará a todos los funcionarios y a los huéspedes que estén alojados en el hotel, así como también a los que ya regresaron a sus casas, para que tomen las medidas necesarias de aislamiento y control.

Hotel Nirvana
El hotel Nirvana ubicado en Colonia, tiene una serie de pasos previos que solicita a sus huéspedes para asegurarse de que no presenten el virus. Se les pide que 48 hrs antes del ingreso, envíen una encuesta epidemiológica por medios electrónicos, para evaluar si alguno de los huéspedes tiene riesgo de estar cursando la enfermedad. El día del ingreso por la mañana, deberán enviar nuevamente la encuesta. En esta encuesta se pregunta si se tuvo alguno de los síntomas en los días previos y si se tuvo contacto con alguna persona diagnosticada o que se sospeche que tenga el virus. También se pregunta si el huésped viene de un país extranjero o si tuvo contacto con alguno.


Por otra parte, los clientes deberán firmar un Código de Conducta. El Código de Conducta confirma que el cliente no tuvo síntomas, no estuvo en contacto con personas que fueron diagnosticadas en los días previos, y que tendrá los cuidados necesarios durante la estadía. En caso de que se confirme o sospeche que un huésped tenga COVID-19 se le solicitará que posponga la estadía. Esto podría implicar un potencial perjuicio económico según la tarifa elegida al momento de realizar la reserva.
Por último, el hotel Nirvana realizará un seguimiento de los clientes hasta tres semanas luego de la estadía para identificar si alguno de ellos haya dado positivo y esté cursando la enfermedad. En ese caso se contactará a los demás huéspedes y funcionarios del hotel.

 Accedé a los protocolos de los siguientes hoteles:

Sheraton y Aloft Punta Carretas
Nirvana
Dazzler Colonia
Campo Flores
Sheraton Colonia
Solanas
Hotel del Lago
Campo Tinto
Protocolo de Hoteles y Gastronomía Ministerio de Turismo